viernes, 5 de octubre de 2007

Vivo

Vivo







Un
corazón
no puede terminar

como una panetela

almibarado
desmembrable

entre los dientes del mundo.


EDEL MORALES