viernes, 5 de octubre de 2007

Historia tan contada

Vuelve, soplo queridísimo, a mi vida.
Vuelve, y no olvides:
volaban pájaros en el cielo, el amanecer llegaba,
y nadie dijo: acabaré rendido.

Lo recuerdo todo en este minuto de agosto.
Tú y yo y el alto amanecer.
Tú y yo y pájaros que volaban
en el alto amanecer.
Tú y yo sabiendo que alguna vez el cielo
sería algo más y estaría más cerca.
Tú y yo, soplo queridísimo,
mirando por los mismos ojos.

¿Acaso olvidaste el sonido de las aguas?
En la herida burbujea su historia tan contada.

Hacia la claridad que asoma en el alto amanecer
vuelven los pájaros a buscar el cielo.

Mira: cuando termine el silencio habrá nuevas voces.
Mira: cuando demos la cara los partos serán felices.

Yo te espero, soplo queridísimo, no me faltes.


EDEL MORALES