miércoles, 3 de octubre de 2007

La apariencia gris de la ceniza

su azogue
mortal en la superficie del espejo
—que Baudelaire y Block
describen como la fatuidad de un lenguaje vacío.

su discurso
carcomido en las fábulas de la mécanica y la ciencia
—que César Vallejo y Allen Gimsberg
explican como la sustancia de un mundo sin voz.

su disolución
de una lealtad y una infancia erosionadas
—que José Martí y Rainer María Rilke
definen como la traición moderna del sentido.

su estatus
de materia y tiempo y espacios muertos
—que no es posible mostrar,
Edel Morales, sino en los textos
donde el amanuense escribe su experiencia
vivida más allá del límite,
en otras realidades perdurables.

su miedo
—hecho de infinitas miserias, larga ingratitud y olvido.

Esperan que agotes tu exceso de bondad,
tu demasiada sabiduría.

Esperan tu predecible destrucción.


EDEL MORALES